Sex, food and BDSM – Existen que examinar, como el sabio esceptico

Hay que examinar, como el sabio esceptico

En mis material relaciono constantemente la condumio y el sexo, por motivos obvias: el placer, el roce, el olor, el sibaritismo. Los consumidores que dice que no le encanta comer me da la impresion sospechosa: o no ha comido bien en su vida o tiene un contratiempo. A Donde digo “condumio” puedes colocar “sexo”, que el producto seri­a el igual.

Nunca es sobre desterrar entonces que me empape de documentales referente a cocina, restaurantes y cocineros. No, nunca deseo ser chef, ni critico gastronomico, ni propietaria sobre un restaurante -que menudo castano, guapa-, lo mio es, igual que siempre, purita antropologia.

He visto los suficientes documentales y he hecho las suficientes entrevistas a cocineros, como para saber que la nacionalidad en el momento de hablar de su mundo nunca es una de las virtudes del gremio. Pero si uno me parecia afuera sobre artificio era Anthony Bourdain (?que pena, fornicar!). Habia conocido ciertos programas suyos asi­ como leido su famoso producto para The New Yorker “No coma antiguamente sobre leer esto”, mismamente que Ahora me tenia ganada cuando por fin me decidi a leer su autobiografia, “Confesiones sobre un chef” (*).

Cualquier un personaje Anthony. Con el fin de el novio Ademas condumio y sexo estaban intimamente relacionadas. Aunque no separado la comida, el atmosfera en una cocina experto, las relaciones entre el personal… cualquier estaba cargado de sexualidad. Una sexualidad que tenia bastante que ver con la control y la sumision. Juegos sobre permitirse.

asi­ como aca es a donde queria yo llegar (luego sobre dar un rodeo extremadamente enorme, lo reconozco): al temita de la Dominacion y la Sumision, del BDSM.

Realiza unos dias me llego un paquete de parte de MEMO, fabricantes de unos juguetes sexuales muy sofisticados asi­ como elegantes. Tengo varios, igual que debido a conte en su conmemoracion, y pero a veces las hemos incluido en nuestros escarceos, enamorado y yo solemos preferirnos el alguno al otro, desprovisto “terceros” de por vi­a. Pero jugar esta bien, esta MUY BIEN, asi­ como un poco de salsa nunca le realiza mal a nadie.

El caso podri­a ser era un paquete muy enorme, que contenia un misterioso maletin, y el maletin contenia ?la recopilacion Limitada BDSM por el 15 Aniversario de sitio de citas de sexo ocasional ATONTADO! Doce objetos pensados de jugar a las roles de dominacion y sumision: latigo, fusta, spanker, bolas chinas, varios masajeadores, esposas, antifaz… Vamos, un kit rotundo de dominatrix. El locuron.

?Que he hecho yo para merecer similar honor? Por consiguiente no conozco, a lo superior me he convertido falto pretenderlo en la influencer de el sexo (sin acontecer yo nada sobre eso). O quiza desde MEMO han disenado que hablo poco de la conjunto de practicas asi­ como aficiones sexuales bastante mas habituales sobre lo que nos rampa apreciar, asi­ como a las que se clasifica igual que sexualidades alternativas.

“El BDSM es un termino creado para abarcar un grupo sobre practicas asi­ como fantasias eroticas. Se intenta de una sigla que combina las siglas resultantes de Bondage asi­ como Disciplina; control asi­ como Sumision; Sadismo y Masoquismo”, “Como praxis erotica el BDSM se apoya continuamente en el autorizacion sobre los participantes”, Wikipedia dixit.

Decia la gigantesco Samantha Jones sobre Sexo en Nueva York (nuestra no tan santa patrona): “soy try-sexual. Pruebo al completo aunque sea una oportunidad.”, mismamente que no voy a tener mas remedio que probar, como el sabio esceptico, igual que el chef que demostracion cada bandeja anteriormente de que marche al salon.

asi­ como fijaos que al final nunca se ni como, No obstante he conseguido hablar sobre sexo, condumio y BDSM en un solo post. A lo irreflexivo.

(*) DISERTACIONES: Sex, food & BDSM es una gran titulo Con El Fin De un libro. Dudo demasiado que lo firmara yo, pero me lo han propuesto varias veces. Nunca me da la impresion que lo que escribo sea tan trascendente igual que para plasmarlo en un ejemplar. Carezco de la poca verguenza de el aplomo , la intensidad y el ego necesarios para eso. Se supone que tambien debes de tener evidente talento. sin embargo ya conocemos que de difundir actualmente en aniversario nunca seri­a condicion indispensable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *